Saltar al contenido

Cápsulas compostables

cápsulas compostables

Las cápsulas compostables representan la solución más moderna para combinar sabor y respeto por el medio ambiente: en el caso del café, por ejemplo, se combinan los más altos estándares de calidad con la posibilidad de minimizar los residuos producidos.

Catálogo de cápsulas compostables:

¿Qué significa cápsulas compostables?

Las cápsulas compostables se denominan así porque después de su uso se transforman en compost, una sustancia que se utiliza para fertilizar los suelos. De manera más general, todo producto elaborado con materiales que permiten la creación de compost se indica como compostable, como resultado de una degradación natural o industrial: en ese momento, el compost se utiliza para fertilizar.

En consecuencia, las cápsulas compostables no son más que soluciones cuya cáscara puede convertirse en compost. Sin embargo, no es simplemente biodegradable. En resumen, las cápsulas biodegradables y compostables no son lo mismo. Los primeros se basan en materiales que, por acción de microorganismos, se descomponen con el paso del tiempo y que posteriormente son absorbidos por el suelo en seis meses. Para estos últimos, los tiempos son más cortos y la desintegración se produce en no más de tres meses.

Cápsulas de café compostables

Las cápsulas de café compostables están dedicadas a todos los amantes de las cápsulas que desean limitar el impacto en el medio ambiente sin sacrificar la bondad de una taza sabrosa. Si antes las cápsulas simplemente estaban destinadas a tirarse a la basura, a veces incluso sin clasificar, hechas de plástico o aluminio, ahora incluso pueden servir para fomentar el nacimiento de nuevas plantas y vidas. Advertencia: una cápsula reciclable es diferente a una compostable.

Un producto reciclable, de hecho, se puede utilizar para dar vida a nuevos objetos, pero no para hacer abono destinado a la tierra, como sucede -en cambio- con un producto compostable. Las razones por las que vale la pena optar por las cápsulas de café compostables, por tanto, son obvias: todo se enmarca dentro del principio de la economía circular, gracias al cual, entre otras cosas, existe la certeza de limitar los riesgos que están conectados a una explotación exagerada de los recursos que proporciona el medio ambiente.

Elegir cápsulas compostables

Preferirlas a las que no lo son, puede parecer un gesto insignificante. Pero si se piensa en repetir esta acción todos los días, y multiplicar el mismo comportamiento para millones de personas, el significado de una decisión de este tipo es evidente, así como su peso no solo a nivel ambiental, sino también desde el punto de vista ambiental. desde un punto de vista económico y social. Y cada vez son más las empresas que se acercan a este “estilo de producción”, con el afán de mantener inalteradas las bondades del producto pero protegiéndolo con materiales verdes. No solo capaz de no dañar el medio ambiente, sino incluso beneficiarlo.