Saltar al contenido

Compostador pequeño

compostador pequeño

Si eres una persona minimalista, vives en un apartamento o casa pequeña, o simple y llanamente tienes un jardín poco espacioso pero deseas cambiar o mejorar tus hábitos para contribuir con el medio ambiente y llevar un estilo de vida más eco friendly o en su traducción al español, amigo de la ecología, entonces sin duda alguna debes de tener un Compostador Pequeño en tu hogar.

Elige el compostador pequeño que mejor se adapte a tus necesidades:

El tamaño no importa cuando se trata de ser uno con la naturaleza, pues todo compostador cumple con la misma función, aportar un abono para las tierras y mejorar la siembra de plantas con la fertilización de los suelos.

La creación de composta ha sido un proceso que afortunadamente está de moda para todos aquellos que quieren ser parte de movimientos ambientalistas o contribuir con el medio ambiente de alguna manera, pues está al alcance de todos y no requiere de una gran inversión para hacerlo realidad.

El hecho de hacer composta en casa, combate el uso de químicos en los suelos, ya que está compuesta de materiales orgánicos y naturales, que son de más provecho para fertilizar las tierras, además de que te puede ser de gran ayuda para mantener el aseo de tu hogar, pues es un hábito de limpieza bastante saludable.

Ventajas de un Compostador Pequeño:

✔️ Los compostadores pequeños, pueden estar hechos de diferentes materiales, indistintamente de cual sea, cumplirá con su función, siempre y cuando la composta se realice de manera correcta y sea resistente a los factores a los que se pueda ver afectado.

✔️ Es tu mejor aliado para la fertilización de tu jardín, además de que evita ocupar mucho espacio útil para su manufactura, puesto que su pequeño tamaño compacta la composta y puede ser agradable a la vista.

✔️ Sus proporciones te ofrecen una mayor conservación de la composta, ya que puede mantener con facilidad los olores que la misma genera, la humedad y acelera el proceso de descomposición de los elementos orgánicos a los que se han ido empleando.

✔️ Una de los más grandes beneficios de tener tu propio compostador pequeño, es que si tu hogar no es muy grande, este no ocupará mucho espacio, lo cual podrás seguir disfrutando de las áreas de tu casa sin problema alguno.

✔️ Puede ser 100% reciclable, puesto que tú mismo puedes hacer tu propio compostador pequeño con materiales que ya no necesites o que algún amigo, familiar o vecino se quiera deshacer, claro, lo más recomendable es que sean tablas de dimensiones uniformes para asegurar una mayor resistencia y protección.

¿Por qué tener un Compostador Pequeño?

Simple, para nadie es un secreto que el cambio climático nos ha afectado de una manera exponencial, podemos notarlo en las constantes anomalías en el ambiente en todas partes del mundo, es por ello que como residentes del planeta tierra, es nuestro deber ayudar y reparar este problema, es algo en lo que debemos trabajar todos juntos.

Con un compostador, puedes almacenar desechos y residuos de una manera automática, siempre y cuando sean orgánicos, claramente, para ser reutilizados en los suelos y darle mayor fertilidad a las áreas verdes. Además, puedes ser una figura de ejemplo para los que te rodean, ya que al ver lo que hacer y el bien que le estás haciendo al medio ambiente, querrán imitarte y poco a poco ir generando un cambio en la sociedad, haciéndola más amigable con la naturaleza.

Un gran beneficio que puedes obtener con el uso de un compostador pequeño, es que al momento de hacer composta, se puede ir masificando la cantidad, puesto a que a diario generamos una cantidad de desechos grande, así que con poseer uno la composta irá creciendo constantemente.

¿De dónde surge la composta?

La composta es un proceso completamente natural, de hecho, es algo que sin darnos cuenta la misma naturaleza se encarga de hacerlo. Al momento de ver cómo los alimentos naturales se van descomponiendo en los suelos o al caer las hojas de un árbol los suelos se benefician de los mismos y absorben los minerales que van secretando para poder obtener beneficios en el crecimiento de los suelos.

Es ahí de donde viene la composta, simplemente, que como seres humanos tenemos conciencia del poder de los minerales orgánicos y los potenciamos creándose nosotros mismos para una mayor efectividad y aprovechamiento en los suelos. Además que con ello, evitamos generar una gran cantidad de desechos que puedan afectar de manera negativa al planeta, con la composta podemos usarlos a favor del mundo y aportar un grano de arena con la preservación de los recursos naturales.

Preguntas frecuentes al momento de adquirir o construir un compostador:

➡️ ¿El compostador debe ser oscuro?

Aún no se ha comprobado que los factores traslucidos afecten el proceso de descomposición de la composta dentro del compostador, sin embargo, siempre es recomendable que estén bien selladas las paredes del mismo para poder evitar fugas y perder el trabajo.

➡️ ¿Solo puedo usar residuos orgánicos?

Así es, entre ellos pueden ser alimentos cocinados o hervidos en los cuales no se haya empleado algún componente químico como lácteos y aceites. También puedes utilizar papeles húmedos que no contengan tinta de ningún tipo ni fluidos provenientes de enfermedades. Puedes agregar cascaras de banana, naranja, limón y huevos, ya que se pueden descomponer con facilidad en los suelos.

➡️ ¿El compostador atrae a los insectos?

La respuesta es relativa, puesto a que hay insectos como las orugas que pueden ser de gran ayuda durante el proceso de descomposición de la composta misma, sin embargo, hay otro tipo de insectos como las moscas de la fruta que solo aparecen cuando el compostadero no está bien cerrado o tiene fugas.

➡️ ¿Mi compostador pequeño puede causar malos olores?

A pesar de ser un proceso de descomposición, la composta no debería generar malos olores puesto a que se compacta y se mantiene para evitarlo, es más, muchos afirman que los compostadores poseen un aroma similar al de la humedad del bosque, por lo cual no debería ser desagradable.