Saltar al contenido

Mini compostador casero

mini compostador casero

Antes de hacer con un mini compostador casero dejame primero explicarte esto:

El compostaje es el proceso mediante el cual producimos un abono hecho a base de materiales orgánicos al que conocemos como compost, este se caracteriza por ser un reemplazo tanto ecológico como económico del abono procesado, ya que a diferencia del abono procesado, este no produce gases invernaderos ni arruina la fertilidad de nuestras tierras a largo plazo, al contrario, este ayuda de forma eficaz la fertilidad de la tierra a la que se le aplica.

Los mejores mini compostadores del mercado

 Sin embargo, el proceso de compostaje requiere mucha paciencia y dedicación, por lo que antes de comenzar a tomárselo en serio es importante estudiarlo y practicarlo, es un proceso de ensayo y error, ya que de no realizar los pasos correctamente nuestro producto quedará completamente arruinado.

 Para empezar a realizar la práctica del compostaje se puede construir un pequeño compostador casero antes de invertir todo nuestro dinero en algo que no sabemos cómo se hace correctamente, de esta forma podemos experimentar con el proceso de producción de compost en nuestros hogares.

Construye tu propio mini compostador casero

 Para empezar a construir tu propio compostador casero puedes empezar desde lo más pequeño, lo bueno de esto es que puedes utilizar o reutilizar cualquier material o envase plástico, siempre y cuando este no se rompa completamente al abrirle agujeros o cortarle algunos pedazos.

 Estos pueden ser desde botellas plásticas hasta cajas de madera, solo debemos asegurarnos de abrirle agujeros de 1 o 2 cm para que estén bien ventilados y de tener algún objeto que funcione como tapa para el compostador, de esta forma se protegerá el producto de rayos solares, animales e insectos que se vean atraídos por los residuos que se van a poner dentro.

▶️ Utilizar una botella o envase plástico como compostador

 Como mencionamos anteriormente, primero debemos abrirle agujeros de 1 o 2 cm para regular la ventilación y entrada de oxígeno al compost, cortamos el cuello de la botella para poder introducir los materiales dentro, y cortamos la parte de abajo para que el compost tenga contacto directo con la tierra, en caso de que no se tenga un terreno simplemente se hacen varios agujeros en la parte de abajo para que se regule la humedad.

▶️ Utilizar una caja de plástico o de madera como compostador

 Para utilizar una caja como compostador debemos asegurarnos que sus agujeros o espacios entre tablas no sean muy grandes, si lo son se puede reducir su tamaño a 2 cm colocando trozos de madera para reducir el tamaño, o desarmar la caja y modificar su tamaño nosotros mismos volviéndola a armar, o simplemente podemos cubrirlos con una malla metálica que sea lo suficientemente ventilada.

 Como podemos ver, para empezar a hacer compost no necesitamos básicamente nada, basta con cualquier producto que podamos reciclar para construir nuestro compostador. Y estos podemos agregarle distintos tipos de modificaciones, pero ya quedan bajo el ingenio de cada quien.

Preparación de materiales y producción de compost

 Una vez construido el mini compostador casero es hora de llenarlo de materiales para empezar con la producción de compost, pero este proceso no se trata de tirar cualquier tipo de material orgánico en el compostador y esperar a que se produzca el compost, hay varios pasos que hay que seguir para producir compost exitosamente.

▶️ El primer paso viene siendo separar los materiales que se van a introducir en el compostador, estos se deben de agrupar en dos tipos: Los materiales húmedos, estos se caracterizan por ser materiales orgánicos, contienen los nutrientes necesarios para enriquecer nuestras tierras de cultivo y aportan humedad al producto, estos materiales pueden ser: cáscaras de frutas y vegetales, frutas y vegetales cortados, hojas de pino, plantas, flores, entre otros. Y los materiales secos, estos son los que van a regular la humedad del producto y evitaran que los materiales húmedos se pudran, logrando así el proceso de compostaje, estos materiales pueden ser: ramas, hojas secas, cáscaras de huevo trituradas, entre otros.

▶️ Estos tienen que estar en cantidades equilibradas entre los 2, de esta forma el proceso de compostaje será más rápido y efectivo y la humedad será la adecuada.

▶️ El compostador tiene que estar en contacto directo con la tierra para que el compost adquiera las bacterias necesarias que ayudarán al proceso de descomposición, si no se tiene contacto directo con la tierra simplemente se abren agujeros en el fondo de 1 o 2 cm y se agrega una primera capa de tierra (ojo, esta capa solo va si no hay contacto con la tierra).

▶️ Ahora, lo primero que vamos a introducir será una capa de materiales secos, si nuestro compostador es algo grande podemos hacer esta capa de materiales secos un poco más grandes para evitar que la humedad se acumule en el fondo y se pudra nuestro compost ahí debajo.

▶️ La siguiente capa que vamos a agregar está compuesta por los residuos húmedos que recolectamos anteriormente, en los residuos orgánicos no pueden ir incluidos residuos de carne, estos atraerán malos olores, tardan en descomponerse y pueden arruinar el proceso de compostaje.

▶️ Y el último paso es ir regando el compost con un poco de agua de forma regular, así podemos regular la humedad del producto, también hay que mezclarlo con alguna herramienta de vez en cuando para regular su ventilación y humedad entre las capas.

▶️ Si seguimos teniendo algo de espacio para añadir más capas podemos ir añadiéndolas regularmente, solo deben estar en el orden de primero materiales secos y luego orgánicos, y estos tienen que estar equilibrados entre sí.

▶️ Este proceso puede tardar varios meses dependiendo de las cantidades de materiales introducidos y el trato que se le dé al producto, por lo que hay que vigilar el compost regularmente, la paciencia es la clave en este proceso.

▶️ El compost bien hecho es como tierra húmeda, este deberá de oler a esta, si empieza a oler mal el producto debemos de mezclarlo para regular su temperatura y evitar que este se pudra, si este emite un olor fétido durante varios días podría haber quedado completamente arruinado, por lo que se tendrá que empezar de nuevo.